Presentación del auto-empresario

Presentación

Me llamo Jean-Philippe Mengual. He elegido trabajar como "auto-empresario" (auto-entrepreneur) para tener la posibilidad de explorar un sector de actividad que me permita combinar mi pasión y el imperativo económico. Por esta situación, se trata de dar una estructura fiable y robusta a personas que desean experimentar el proyecto que tengo, de dar una garantía por contracto, un suporto jurídico. Ahora bien, el estatuto de auto-empresario cobre una actividad con más garantías jurídicas, ya que en particular pone responsable de su actividad una persona. Al mismo tiempo, este estatuto permite no vivir en una lógica de rentabilidad y no abandonar otros proyectos que me interesan tambien.

¿Cómo descubrí el informático?

Mi primer tiempo en esta materia marca mi concepción actual de los ordenadores.

Todo empezó en 1995. Como cada jóven minusválido, el camino dificil de la integración en escuela pasa por la compra de un material adeguado. Consistía en una línea de braille, conectado con un ordenador portátil. El precio de este material era muy elevado. Por eso fue necesario pedir ayuda alrededor a nosotros, con un éxito aproximativo. En fin de cuenta, después de importantes esfuerzos familiares, me acordaron una ayuda.

Pero las tecnologías cambian muy pronto. Poco tiempo después de la adquisición de este material, el sistema Windows se impuso a todas partes. Pero el acceso a un sistema Windows para una persona ciega imponía de nuevo un programa que cuesta muy caro, o sea casi 1500 euros.

Afortunadamente, mi escuela compró este programa y pude aprovecharme en este material porque me lo prestaron. Después de la Selectividad, tuve que preguntarme cómo pagar para el programa que permite leer una pantalla de un ordenador con Windows instalado. No tenía bastante ánima para crmpletar respaldos, obtener subvenciones muy inferiores a lo que es necesario, discutir con las administraciones, ecc... En el mismo tiempo, un amigo me habló de Linux, explicándome que la solución era totalmente gratuita pero sobre todo para un público de personas apasionadas de informático.

Un descubrimiento anodino del software libre

Ya que acercaba la urgencia, fui obteniendo informaciones sobre este sistema operativo, desde un punto de vista técnico. Con respuestas optímisticas, y ya que tenía la curiosidad del apasionado, cambié mi sistema.

Así dejé el universo Windows sobre mi ordenador personal. Sin embargo, efectivamente, era necesaria mucha pasión para trabajar con Linux: dificil para encontrar ayuda cuando se comienza, un entorno de texto puro, sin el minor icono ni menù, línea de comanda con una sintaxis oscura, sitios Internet no accesibles con un navegador texto... Se sobrevivían en esta sfera con mucho tiempo, esfuerzos apasionados, concesiones y alternativas.

No era un problema para mi. Me gustaba eso. Sin embargo, sabía que ero marginal y no pretendía a promover estas soluciones, aunque me conveniesen. Todos no tienen mi pasión.

Un paso más hacia una credibilidad universal del software libre

En 2008, tuve que cambiar mi ordenador. Después la reinstalación de Linux sobre un ordenador más moderno, quise explorar de nuevo proyectos que iba descubriendo durante mi experiencia, y que tenían como obiectivo permetir a los utilizadores ciegos leer el entorno gráfico de Linux. Después algunas dificultades, descubrí soluciones. Según yo pienso, son operativas y me cambian la vida: un gestor de ficheros de fácil manejo, acceso al Internet por Firefox,  à la bureautique par OpenOffice.org, ofimática por OpenOffice.org... Entonces, me he dado cuenta del poder de la comunidad. más tranquil tecnicamente, pude intentar entender los elementos fondamentales de la ídea que anima el software libre.

Llegada definitiva de mi convicción

Sin embargo, una piedra faltaba en mi convicción. Mi solución convenía para mi, pero exigía material braille. Caro, exige la capacidad de leer braille, no pensaba que Linux se podía extender a todos los minusvalídos de la vista. Claro, existían sintesis vocales, pero su cualidad no era buena y el ambiente se dirigía más a los apasionados.

Pues perseguí mis busquedas, y acabé de encontrar una sintesis vocal que, cuando la conectan a un lector de pantalla del ambiente gráfico de Linux, ofrece una cualidad vocal exactamente igual a lo que existe con Windows, y una cualidad de interfaz operativa y gratuita, aunque menos completa que soluciones que se pagan en Windows.

Ese último descubrimiento me hizo ver una teoría mayor: saluo una cosa, que cuesta 30 euros (la sintesis proprietaria de cualidad igual a la del sistema para Windows), un ciego o una persona con problemas de vista puede ahora acceder a un ordenador, sólo a partir de software libres, gratuitos, de la comunidad. Mi propria experiencia diaria muestra que se pueden utilizarlos y instalarlos rapidamente, él que permite acelerar la reintegración. Si un ayudo pública exige un tiempo de varios meses, o uno a dos años, el software libre se puede instalar y aprender con algunos días o algunas semanas. Sobre todo que las interfaces progresan, y puedo subrayarlo por mi actividad diaria.

Pues colaboré más en las soluciones libres, como experimentador, traductor, "hacker" de configuraciones e instalaciones, y descubrí entonces la filosofía de este movimiento y encontré en él una cualidad de lazos sociales excepcional. Crear una red de amigos fue muy agradable. Desde este tiempo, defiendo muy fuertemente el software libre, hablando de GNU/Linux y defendiendo a LibreOffice en contra de OpenOffice.org, pues preferiendo la versión de la comunidad y no la de una empresa monopolística. Descubrí al mismo tiempo que mi ayuda para la comunidad no estaría en el desarrollo o la administración de redes. Pero puedo ayudar a los utilizadores (con documentaciones, traducción, asistencia, defensa filosófica de lo libre, presentación de las soluciones como medio de accesibilidad), porque estoy un utilizador antes de todo, luego un apasionado que tiene mucha experiencia con estos sistemas.

Desde este tiempo, decidí ayudar a la comunidad para mejorar sus soluciones, y tambien presentarlas a los utilizadores.

Sobre todo que rapidamente ví la necesidad que podían sodisfacer y su interés general. Mi reflexión fue progresando gracias a las conferencias que pronuncié y gracias a la gente que encontré: en Bordeaux para los encuentros mundiales del Software Libre (RMLL o LSM), julio del 2010, días del software libre (octubre 2010).

Por fin, varios acontecimientos me permitieron ver un porvenir para el proyecto: el número de personas para mis conferencias dedicadas en los desarrolladores fue muy superior a lo que esperaba, lo que revela que la gente se da cuenta de la necesidad de crear software y sitos Internet accesibles, así como el interés para las soluciones libres para ciegos. Fue así en mayo del 2010, para los Encuentros bretonas del software libre (RBLL), los FOSDEM en 2011, o durante las presentaciones antes una asemblea general de una grupo de utilizadores de software libres,

Por eso hoy, creo que el proyecto puede vivir y desempeñar un papel mayor para el porvenir del acceso a los ordenadores de los ciegos y personas con problemas de vista.  Las precisiones sobre la refleXión que anima el proyecto se halla en la página "¿Por qué este proyecto?"